Subir a la embarcacion ‘Antonio de Ulloa’ supone hacer un viaje al pasado, más bien un paseo, al ritmo que marca el agua golpeándose suavemente contra las piedras de las orillas, y dejando paso a un barco que, hoy, narra su historia.

Es inevitable echar la vista atrás y recordar lo que supuso hace tres siglos la construcción del Canal de Castilla, considerada la mayor obra de ingeniería del siglo XVIII. Aunque no logró forjarse el futuro que pretendía, sí que fue un auténtico reto para los ilustrados, quienes buscaban una red de canales de navegación para facilitar el transporte de materias primas y productos de Castilla, principal centro de producción del país.

El excedente de cereal, los vinos o la lana se enviaban hacia los puertos del norte en embarcaciones que dejaron de hacer su trabajo en 1959. Su función se perdió con el tiempo aunque sí es, todavía hoy en día, el único canal navegable de toda España.

El Canal de Castilla, declarado Bien de Interés Cultural en 1991, invita a conocerlo mejor a través de paseos en un barco para viajeros que quieren descubrir un recorrido similar al que se realizaba hace tres siglos. Parte de la Dársena del Canal de Medina de Rioseco en un trayecto de ida y vuelta.

Actualmente se ofrecen viajes de una hora (7 kilómetros) o de dos horas y media (14 kilómetros) hasta la séptima esclusa en el término municipal de Tamariz de Campos.

El Centro de Recepción de Viajeros es el punto de inicio del paseo por este canal que apenas tiene 1,60 metros de profundidad y el fondo de arcilla, que permite que embarcaciones como el ‘Antonio de Ulloa’ puedan navegar.

De la mano de un guía, a bordo del barco profundizamos en sus comienzos y también en detalles que provocaron que finalmente este medio de transporte de mercancías quedara atrás con la llegada del ferrocarril. Un viaje de seis horas en tren podía llegar a convertirse nueve días si se decidía hacer en barco por el Canal de Castilla…

Hoy este canal sirve, en buena parte, para el riego de los cultivos de la zona, que se pueden ver desde la propia embarcación en un paseo que se hace ameno (e incluso relajante) al observar el paisaje, los árboles, o esa facilidad de vislumbrar el horizonte sobre una llanura infinita y dejar que el agua te guíe y haga que no pienses en nada más.

Tras el paseo en el ‘Antonio de Ulloa’, la visita puede continuar en la antigua fábrica de harinas San Antonio, que permite contemplar el perfecto estado de su antigua maquinaria. Se encuentra junto a la dársena del Canal de Castilla, servía en sus años de esplendor para la molturación del grano, y hoy en día es un museo.

Fotografías: Eloy Manrique.

¿Quieres subirte al barco y recorrer el Canal de Castilla?

Reserva en el CENTRO DE RECEPCIÓN DE VIAJEROS

Dársena del Canal de Castilla
47.800 – Medina de Rioseco

Teléfono: +34 983 701 923
canal.castilla@dip-valladolid.es

Horarios

CENTRO DE RECEPCIÓN DE VIAJEROS CANAL DE CASTILLA:

  • Del 1 de octubre al 31 de marzo
    De martes a viernes: de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 18.00 horas.
    Sábados, domingos y festivos: de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00 horas.
  • Del 1 de abril al 30 de septiembre
    De martes a viernes de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas.
    Sábados, domingos y festivos de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas.

EMBARCACIÓN TURÍSTICA ‘ANTONIO DE ULLOA’

  • Viajes de una hora de duración
    De Martes a Domingo en los horarios siguientes:
    De octubre a marzo: 11,00; 12,30; 16,30h.
    De abril a septiembre: 11,00; 12,30; 16,30 y 17,45h.
    LOS DÍAS QUE HAY VIAJES A LA ESCLUSA, POR LA MAÑANA NO SE REALIZAN VIAJES DE UNA HORA
  • Viajes de dos horas y media de duración a la séptima esclusa (mínimo 20 personas)
    Del 1 de Marzo al 31 de Octubre: Jueves, Sábados y Domingos a las 11:00 horas.

Cómo llegar: