Todo aquel que visita la provincia de Valladolid sabe que va a poder disfrutar aquí de una de las mejores gastronomías del país. ¿Quién puede resistirse a un plato de lechazo asado en horno de leña…?, acompañado del pan de Valladolid, por supuesto, y una buena tapa de queso, o degustar alguno de los guisos que elaboran en los restaurantes de toda la provincia, con el ajo de Portillo, los piñones de Pedrajas de San Esteban, los espárragos de Tudela de Duero… Quienes vivimos en estas tierras sabemos muy bien lo que tenemos, y de lo que podemos presumir con orgullo.

Y parte fundamental de nuestra rica gastronomía es el vino. Valladolid es la única provincia española que integra cinco denominaciones de origen, así como otros sellos de calidad. Es por ello que el enoturismo se ha posicionado como una de las actividades más demandadas por los viajeros y los turistas de la provincia que desean descubrir las bodegas vallisoletanas, cuál es su historia y la de sus viñedos, así como catar unos vinos que llegan a todas partes del mundo.

Las bodegas proponen numerosos planes enoturísticos, y muchos de ellos que se salen de la norma, acercándose a la naturaleza del entorno, las tradiciones y la historia de los pueblos más cercanos.

img_6565

Cultura y enoturismo

Con motivo del Día Europeo del Enoturismo (13 de noviembre) la Diputación de Valladolid quiso sumarse a esta celebración vinculando el mundo del vino con el de la cultura, estrechamente ligados, y organizó diferentes actividades en el Museo del Vino de Peñafiel, el castillo de Fuensaldaña y el Museo de las Villas Romanas de Almenara-Puras (MVR).

Desde El sur de Valladolid también quisimos disfrutar de uno de estos planes especiales y nos dirigimos hasta la villa romana de Almenara Puras, donde el mismo día 13 por la tarde descubrimos de una manera diferente este centro de interés turístico de la Diputación de Valladolid.

Nada más llegar nos dieron la bienvenida con una copa de espumoso Palacio de Bornos, mientras el sol iba cayendo en el horizonte. Una preciosa estampa que dio paso a la visita guiada al Museo de las Villas Romanas de Almenara-Puras, que presenta una visión completa de la vida romana y cuenta con los restos de una casa construida en el siglo IV y habitada hasta el siglo V.

img_6468

Primero, conocimos la distribución de dicha casa y después paseamos por los restos arqueológicos, y el área recuperada de la villa romana. Al pasar por cada uno de los mosaicos y hacernos una idea de cómo serían las termas nos adentramos aún más en la vida romana. ¡Recomendable su visita a todos los apasionados de la historia! ¿Cómo concertar una visita al Museo de las Villas Romanas?

Tras la visita al museo, todos los asistentes pudieron disfrutar de un concierto de percusiones a cargo de varios niños de Olmedo, localidad cercana, y dirigidos por el percusionista japonés Katsunori Nishimura. Con los platillos, el xilófono, los tambores o cencerros el maestro y los pequeños olmedanos interpretaron ‘Debajo un botón’ y ‘Tengo una muñeca’, así como una nana que despertó un gran aplauso.

img_6513

En una de las salas del museo se realizó una cata de vinos de la DO Rueda, maridados con diferentes quesos y otros productos de la zona. Catamos en primer lugar Melior Sauvignon Blanc, de Matarromera y también Monasterio de Palazuelos Verdejo 100%.

img_6569

Galería de fotos en el MVR y el resto de actividades del Día Europeo del Enoturismo: