Fuensaldaña se convierte en narrador del origen e historia de los castillos de Valladolid


Actualidad, Más de Valladolid / sábado, febrero 16th, 2019

Hasta el domingo, jornadas de puertas abiertas para visitar el recién inaugurado centro expositivo en el Castillo de Fuensaldaña

Un nuevo recurso turístico y cultural nace en la provincia de Valladolid y lo hace para hablar de historia, de arquitectura y, por supuesto, de la riqueza patrimonial de una tierra cuyas antiguas fortalezas son reconocidas y valoradas en todo el mundo. Pasado y presente se dan la mano en el recientemente inaugurado proyecto expositivo del Castillo de Fuensaldaña, que se ha convertido desde el pasado 14 de febrero en el Castillo de los Castillos de la provincia vallisoletana.

Y no es de extrañar contar con un centro de turismo de estas características, ya que somos una de las provincias españolas con mayor número de castillos y, además, mejor conservados, como destacó el presidente de la Diputación de Valladolid en la inauguración.

Se trata de una moderna exposición que abarca el mundo de los castillos y pretende transformar el Castillo de Fuensaldaña en todo un referente a nivel internacional. Una importante obra que permite realizar un recorrido por cuatro ejes fijados: el castillo medieval castellano, los sistemas de fortificación en el territorio, los castillos de la Escuela de Valladolid y el Castillo de Fuensaldaña, que forma parte de dicha escuela.

Inicio de la visita

Todo comienza en el Hemiciclo, punto inicial y final del recorrido expositivo, configurado como una sala de usos múltiples que mantiene el mobiliario.

Arrancamos en el castillo medieval castellano, que se organiza en torno a varias preguntas:

¿Cuándo se construyeron los castillos? A través de una gráfica retroiluminada se presenta la evolución de la construcción de los catillos en la península Ibérica entre el s. IX y el XVI y una maqueta virtual enseña cómo el cambio de los distintos reinos fue marcando la construcción de fortalezas.

¿En qué consiste una fortificación? Aquí se encuentran diferentes tipos de edificios que pueden definir una fortificación y las partes de un castillo castellano.

¿Quién y por qué los construyeron? Una maqueta y un libro digital muestran los diferentes poderes que mandaron levantar los castillos en la Edad Media.

¿Dónde se construyeron?

Finaliza con una proyección sobre el propio muro del castillo con una recreación animada responde a la quinta pregunta, cómo se construyeron, mostrando los sistemas constructivos con tierra, en madera, con tapial y con piedra. Asimismo, en este ámbito unas gafas virtuales (Peep-Hole) nos muestran cómo era en origen el patio del castillo de Fuensaldaña.

El segundo ámbito expositivo se centra en los Sistemas de Fortificación en el Territorio y explica que los castillos no fueron estructuras aisladas en el paisaje, sino que formaron parte de una red o sistema de ocupación y dominio territorial, cuyos cambios fueron marcados por las guerras y los conflictos acontecidos en los territorios.

Tres grandes conflictos marcaron la construcción de castillos durante la Edad Media en la zona del Duero: la lucha contra los moros, las luchas entre los reinos de Castilla y de León y, por último, las luchas entre los nobles. Todo ello se muestra a través de las maquetas de los castillos de Osma, Montealegre de Campos y Peñafiel, acompañadas de dioramas que muestren cómo era la artillería de cada momento.

¡Seguimos! Ahora llega el momento de realizar un análisis de los castillos de la Escuela de Valladolid, al que pertenece el Castillo de Fuensaldaña, que surgen a principios del reinado de Enrique IV, construidos por el rey y la alta nobleza.

De planta cuadrada con lados regulares que rematan tres de sus lienzos en cubos cilíndricos y el cuarto en una imponente Torre del Homenaje, verdadera protagonista de estos castillos, tanto por su altura como por sus proporciones, representando el poder del señor. Al final del reinado de Enrique IV apareció un segundo grupo de castillos de este tipo, construidos por nobles de segunda fila o patricios urbanos. En este apartado expositivo se muestran nueve castillos que representan los ejemplos más significativos, así como los linajes a los que pertenecieron.

Y el último ámbito expositivo está dedicado al Castillo de Fuensaldaña. Aquí el visitante descubre su contexto histórico de construcción. Repasa la historia del linaje de los Vivero, la creación del señorío de Fuensaldaña, los avatares de construcción y sus diversas fases, la probable autoría a cargo del arquitecto que diseñó otros castillos como los de Peñafiel, Torrelobatón y Belmonte de Campos; la Torre del Homenaje y su interesante sistema de acceso; la zona palacial y la distribución de los espacios entre la zona militar y la zona doméstica; así como la decoración del edificio y la heráldica.

A partir del inventario de bienes de Alonso Pérez de Vivero, se da a conocer cómo era la vida en el castillo a través de distintos escenarios de la vida privada y social en el interior del castillo, para finalizar el recorrido con las historias del castillo de Fuensaldaña, como la que aconteció con el asesinato de María Sarmiento.

Inauguración oficial

El presidente de la Diputación señaló durante la inauguración de este nuevo centro expositivo que se trata de un innovador proyecto museístico, “necesario para poner en valor algo tan nuestro, algo tan querido por todos nosotros como nuestros castillos” y recordó que nuestra provincia da también nombre a un tipo de construcción, “la llamada Escuela de Valladolid, con un recinto amurallado, guarnecido de cubos y almenas, que le sirve de primera defensa, siendo una de sus características más notables el contar con una planta cuadrada y una gran torre del homenaje exenta. Un modelo del que el Castillo de Fuensaldaña es un magnífico exponente”.

El castillo de Fuensaldaña ha sufrido tres intervenciones notables en los últimos años. Primero para adecuarlo a su posible uso como Parador Nacional, que nunca llegó a culminarse; una segunda, como sede de las Cortes de Castilla y León, de la que se conserva por ejemplo el Hemiciclo, como parte fundamental de nuestra historia reciente; y esta tercera, realizada para impulsar el rendimiento social, turístico y económico del Castillo de Fuensaldaña convirtiéndolo en un centro de referencia para el estudio y divulgación de los castillos y fortalezas de nuestra provincia, como explicó Jesús Julio Carnero.

En 2015 se ponía en marcha este proyecto para el que contamos con la colaboración de Fernando Cobos Guerra, Eloísa Wattenberg García, Ángel Marcos y Antonio Sánchez del Barrio. La adecuación física del castillo y el desarrollo del proyecto museográfico ha supuesto una inversión de 2,2 millones de euros.

Puertas abiertas y horarios

A lo largo de este primer fin de semana de su apertura, el Castillo de Fuensaldaña contará con jornadas de puertas abiertas para el público en general.

La apertura al público se realizará a partir de la semana que viene, en horario de 10,30 a 14,00 y de 16,00 a 18,00 horas, de jueves a domingos y festivos, hasta el 31 de marzo. A partir del 1 de abril, la apertura se amplía de martes a domingos y festivos, con horario de 10,30 a 14,00 horas y de 16,30 a 20,00 horas.

El precio de la entrada general será de 5 euros y se establece también un precio reducido de 4 euros para grupos concertados, familias numerosas, jubilados, jóvenes, estudiantes y socios del Club Amigos de la Provincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *