… Javier Zoilo, Joven agricultor

CONOZCO A POCOS JÓVENES COMO YO DEDICADOS A LA AGRICULTURA”

Javier es un chico de 21 años al que le interesa la agricultura, uno de los pocos jóvenes que están dispuestos a sufrir en el campo como algún día hicieron sus abuelos, con los avances de ahora y unas exigencias distintas a las de antes. Ha estudiado un módulo de Administración y Gestión de Empresas Agropecuarias y ahora está haciendo la carrera de Ingeniería Técnica Agrícola. Zoilo, como le llaman sus amigos, también ha creado en La Pedraja de Portillo, de donde es natural, la Asociación Cultura Taurina “El Raso” que, entre otras tareas, ayudó en la organización de varios encierros de este pueblo el pasado mes de febrero.

Cristina: ¿Eres consciente de que la juventud en la actualidad no se decanta tanto por las tareas agrícolas?

Javier: Eso está muy claro, la gente no quiere campo porque no está pagado con dinero, y ahora mismo se trabaja mucho para lo poco que se gana. El secano no es muy esclavo, pero en cambio si tienes cultivos de regadío si, porque está poco modernizado.

C: ¿A qué te dedicas más especialmente y qué volumen de hectáreas tienes?

J: Labramos unas 50 hectáreas de secano, girasol, cebada, centeno,… y 4 de regadío, con patatas, zanahorias,… Son parcelas que tenemos repartidas entre la Pedraja, La Aldea de San Miguel y Aldeamayor de San Martín.

C: En La Pedraja de Portillo, de donde eres natural, o en algún otro lugar cercano ¿conoces a más jóvenes que trabajen en la agricultura como tú?

J: Conozco a pocos jóvenes como yo dedicados a la agricultura. En La Pedraja si que hay personas dedicadas a esto, aunque más mayores que yo, de unos 28 años. Tan jóvenes como yo, por aquí o alrededor, no conozco a ninguno, solo a los compañeros que tuve en el módulo en Palencia.

C: ¿Por qué decidiste tomar este camino? ¿Es de tradición familiar o simplemente te gustaba?

J: Mi abuelo era agricultor y mi padre también lo es, siempre hemos tenido tierras en la familia. Si no hubiera hecho una carrera relacionada con la agricultura quizás no la hubiera terminado porque no me llaman otras cosas, es lo que siempre me ha gustado y me siento muy contento haciendo esto.

C: Entonces ¿Quieres seguir en esta profesión en el futuro?

J: Yo aspiro a tener mi trabajo fijo. Mi padre y yo vamos a la tierra a ratos, pero él, que antes era agricultor a título principal, ahora ya tiene su trabajo, porque es difícil que una familia pueda vivir de esto con las tierras que tenemos. Se podría si supieras que es estable, pero sembrando sólo zanahorias o patatas es difícil.

Recibió un premio cuando acabó el Módulo por sacar una de las mejores notas de Castilla y León

C: En el último año ha estado presente, y sobre todo en los campos de Castilla, el problema de los topillos. ¿Cómo crees que ha afectado a la tierra?

J: En nuestra zona ha afectado al final de verano, sobre todo en cultivos de regadío, pero en general no ha habido daños fuertes. En La Pedraja hubo topillos pero fue justo cuando se estaba cosechando y por ello no afectó como en otros sitios.

C: ¿Crees que se ha acabado totalmente con los topillos?

J: Es una plaga cíclica, quizás dentro de otros 5 años volvemos a tenerla. Hay estudios que dicen que hace mucho también hubo topillos, se dan con una serie de condiciones como buenas temperaturas. Recuerdo haber tenido más topillos en otros años, aunque ahora se han repartido por más sitios. Estos animales vivían en el Sistema Central y en la Cordillera Cantábrica, pero se han ido extendiendo por otras zonas, y las comunidades autónomas que han sufrido más daños han sido las que lindan con Castilla y León.

C: Además del campo también te interesa el mundo de los toros, ya que eres uno de los creadores de la Asociación Cultural Taurina “El Raso”, ¿Qué fines tiene esta agrupación?

J: Llevamos en ella desde diciembre de 2006 y lo que queremos es conocer un poco más el mundo del toro. Por eso hacemos actividades, salir de nuestra comarca, ver ganaderías,… que la gente conozca lo que hay alrededor. La primera excursión fue en febrero del año pasado a Ciudad Rodrigo, hemos ido a ver los Cortes de Madrid, e incluso dimos una charla durante la Semana Cultural de La Pedraja. En el pueblo colaboramos con el Ayuntamiento para realizar los pasados encierros de febrero, una idea que fue nuestra. Individualmente no haces nada, pero en grupo te dejan entrar en más sitios.

C: ¿Qué planes de futuro tiene la organización?

J: Seguir en el mismo nivel. Somos 120 socios y la gente participa en las actividades, mientras tenga aceptación se seguirá manteniendo la Asociación, y también las excursiones.


← Anterior

Siguiente →

1 Comentario

  1. Enhorabuena por la entrevista, me parece una manera muy buena de mostrar un poco mejor, a rasgos generalies, cómo es la vida en los pueblos de Valladolid. Por otro lado, tenemos que tener en cuenta que cada persona es un mundo y como tal, la historia de una persona no puede servir para describir la vida de todo un pueblo (o varios) y de sus gentes. Cierto es, que muchos niños (y no tan niños) no saben nada de la gente de los pueblos, y piensan que somos unos paletos, que no seriamos capaces de movernos fuera de nuestra zona. Sin embargo, en la actualidad a simple vista no hay diferencia entre una persona que vive en el centro de una ciudad o la que vive en una casa molinera de un pueblo cualquiera. Y con esto quiero decir que, aunque no lo parezca, como Javier hay mucha gente, aunque él no se haya dado cuenta (hay que conocer a mucha gente, viajar mucho y escuchar a gente de otras zonas, otras tierras y otras culturas), hay muchas personas que como él sienten verdadera devoción por los oficios de sus antepasados. Gente que durante el dia se dedica a otras actividades, estar ocho horas en una oficina, en un hospital, …., pero que lo que realmente les apasiona es el mundo de la agricultura, la pesca, la confiteria (o cualquier otro arte que continuar haciendolo manualmente ya no es rentable economicamente). Incluso estudiantes, que sacrifican horas para ayudar a sus famillias, puede que no sea la gran mayoria, pero realmente les hay, y no son uno ni dos, sino muchos, solo hay que escuchar un poco a los demas, y darse cuenta. Para toda esa gente, que no tiene la suerte de que les hagan entrevistas, o simplemente prefieren pasar desapercibidos, pero que tienen los mismos gustos de Javier, espero que esto vaya dedicado a ellos y que sepan que realmente se valora todo su esfuerzo por mantener vivo el espiritu rural. Y rural no es sinonimo de incultura o ignorancia, sino mas bien todo lo contrario, porque los nacidos en pueblo sabemos lo que “se cuece” en la vida del pueblo y en la ciudad, esa suerte tenemos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies