En martes, ni te cases ni te embarques

En España y en muchos sitios del mundo este refrán es muy popular, ya que siempre se ha considerado al martes como un día de la semana de mal agüero, sobre todo por estar dedicado a Marte. Éste era el dios romano de la guerra y su equivalente griego se llamaba Ares; muchos lo llaman el Planeta Rojo y es que está relacionado con la sangre.

 

También se habló durante largos años que el martes era un día poco acertado, teniendo en cuenta que en ese día se han perdido batallas como la de Fraga, en 1134, o la de Luxen, en 1276. Por ello el refrán aconseja no emprender nada importante en ese día.

 

Otro dicho muy común es En todas partes tiene cada semana su martes refiriéndose a que nadie se libra de tener alguna vez un mal día.