REFRANES

Vísteme despacio, que estoy de prisa; o Vísteme despacio, que tengo prisa. 

Este refrán indica que el apresuramiento muchas veces puede llegar a retardar o incluso malograr cualquier tarea.

El origen está en lo que acostumbraba a decir Carlos III a su ayudante de cámara para que no realizara las cosas atropelladamente. El monarca, hijo de Felipe V y de la casa de Borbón, fue rey de Nápoles y España durante el siglo XVIII. Carlos III reorganizó el poder local, limitó el poder de la Iglesia, reconstruyó el ejército,… Pero hay que destacar que las más importantes herencias que dejó este monarca fueron los símbolos de identidad (el himno y la bandera) y la que sería después la capital, Madrid, que modernizó y mejoró durante su reinado.  

También hay que remontarse hasta la época en que el Emperador Augusto solía decir a sus servidores: “apresuraos lentamente”. El soberano nació en el año 63 a. c y era sobrino nieto de Julio César, quien le nombró heredero en el 45 a. c. Entre las labores que hizo: una política de restablecimiento de los valores morales, y que se concretó a través de diversas leyes como la restricción de los divorcios, represión del adulterio o los delitos sexuales. Reivindicó una religión estatal, y para contribuir a la población de Roma castigó a los solteros y recompensó a quienes tenían mayor número de hijos. 

← Anterior

Siguiente →

1 Comentario

  1. mguel calero

    ola xata 0

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies