primavera_abril

En abril, aguas mil
Un refrán muy popular en España que refleja lo abundantes que suelen ser las lluvias en este mes de abril.

En abril, cada gota vale por mil
En esta época del año la lluvia favorece decisivamente el crecimiento de los sembrados.

Abril sonriente, de frío mata a la gente
Durante el mes de abril se dan los últimos fríos del invierno y a veces son tan intensos que “el que los supera tiene aseguraada la salud para el resto del año”, tal y como comenta en el libro ‘Diccionario de Refranes’ su autor, Luis Junceda.

Abril tronado, viene buen verano
Se dice que las tormentas con truenos en abril son un indicio muy acertado de la buena cosecha que se tendrá en agosto.

Abril y mayo, las llaves de todo el año
Este refrán viene a recordar que en los meses de abril y mayo fructifica el campo, y así las cosechas, buenas o malas, vienen determinadas por el tiempo.

Abriles y condes, los más traidores
Se conoce abril como un mes climáticamente inseguro y en este refrán se asemeja a los condes, que en la Edad Media “tenían fama de cambiar con frecuencia de bando”. Así, hace referencia a las personas no fiables, por mostrar reacciones inesperadas o por ser volubles en sus opiniones.

En abril, no quites fil (hilo)
Aunque abril suele traer buen tiempo, no es aconsejable despojarse del todo de las prendas de abrigo.

Helada en abril, hambre todo el año
Las heladas primaverales pueden echar a perder las cosechas y, por tanto, el alimento escasea el resto del año.

Llueva para mí abril y mayo, y para ti todo el año
Dice el refrán que mientras uno tenga lo preciso, allá que cada cual ansíe cuanto guste.